si no te va bien te regresas y no pasa nada” Oriana Tre. Roma, Italia

En Roma nos recibe una caraqueña de 21 años que estudia diseño de modas, es vegetariana y tiene 3 años fuera de Venezuela.

Oriana Tre es una chica que ha probado diferentes direcciones en sus estudios, siempre en busca de buena energía y que sin titubear respondió “el clima” cuando preguntamos qué se llevaría de Caracas a Roma: “El clima, yo soy demasiado caraqueña, lo primero que necesito es el calor. La gente, hay otro tipo de energía. La comida, yo soy vegetariana y me hace falta el apio, los plátanos. Quizá la playa, aunque siempre que voy lo veo demasiado descuidado”

¿Por qué te fuiste de Venezuela?

Lo primero la inseguridad, sentía que no podía salir nunca de casa y yo soy demasiado libre, necesitaba espacio. Total, si no te va bien te regresas y no pasa nada.

¿Qué te llevarías de aquí para allá?

El orden, la disciplina, la responsabilidad. Aquí ni siquiera hay carnavales. Necesitamos ganas de trabajar.

Siempre preguntamos de volver a Venezuela, esta nunca es una respuesta muy predictiva. Hay personas que tienen claro su objetivo, salen a hacer sus estudios y vuelven; otras que consiguen nuevos horizontes en tierras lejanas y adoptan esa nueva vida de extranjeros; Y están quieres saltan con la respuesta:

¿Volverías a Venezuela?

¡Sí!, yo vuelvo, yo quiero volver. Así me siento hoy, quizá mañana tengo un hijo aquí y todo cambie, pero yo quiero volver. Cuando vuelvo me siento bien, me siento yo, aquí no me siento yo. Me hace falta mi familia, el calor de todos los días. Yo quiero terminar de estudiar e ir a ver otras cosas.

 Su mensaje

 Este es el mensaje de Oriana Tre, así ve el país, esta es su propuesta. Siempre sonriente y siempre dispuesta.

¿Qué propuesta tienes para el país con todas las cosas que has aprendido?

Cuidar la naturaleza. Cuidar las playas que tenemos, ser venezolanos adentro y aprender a querer lo que tenemos. Hay que crear consciencia adentro, hay muchas cosas que en la escuela nunca nos dicen.

¿Qué mensaje le das a los que están pensando en irse?

Que es difícil. Cuando me fui pensé ¡qué me importa!, yo no tenía miedo de nada y me quería ir rápido. Lo hice y después me di cuenta que no es fácil, pero hay que hacerlo si sientes que lo tienes que hacer, sin pensar en lo que venga, e ir poco a poco a veces se pone difícil pero es parte del juego.

¿Qué necesitas que tenga Venezuela para que consideres regresar?

Yo necesito seguridad. Ahora, siempre que voy a Venezuela en una fiesta la gente cuenta cómo en el taxi mataron a no sé quien, como robaron al otro y yo les digo: ¿ustedes saben que esto no es normal? Hablar en una fiesta de cómo robaron, mataron; eso no es normal…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *